Por Lucas Marion, socio fundador de Estilo Veggie*

Ya casi 2 meses de confinamiento y la incertidumbre sobre qué va a pasar sigue en pie, creyendo que pensar en el corto plazo, apurarnos a levantar todas las restricciones y seguir con normalidad es la solución. En este momento, al mismo tiempo, vemos cómo florece la ineficiencia que incorporamos del sistema en el cual vivimos; y no me refiero solo al socioeconómico, sino que está quedando en evidencia la malversación de los recursos y de los «no recursos» -pero que tratamos y usamos como si lo fueran- como es el caso de los animales. 

Si hacemos un análisis veremos que las pandemias más grandes que viene experimentando la humanidad en el último siglo provienen de la explotación de aquellos que tienen sentimientos como nosotros pero no tienen voz: VIH en 1981, EEB («La vaca loca») en 1996, AH5N1 (Gripe Aviar) en 1997, NIPAH (Fiebre porcina) en 1998, SARS (Síndrome respiratorio agudo grave) en 2002, COVID-19 en 2019 son sin dudas algunos ejemplos contundentes de que las cosas las estamos haciendo mal meramente porque compramos todo el “marketing” que nos venden; y como nos gusta hacer la ‘’vista gorda’’ al momento de alimentarnos, nos fijamos solamente en si algo es más sabroso o no, pero no en el impacto que genera nuestra dieta.

También te puede interesar: RENNIUS, EMPRESA SALTEÑA AMIGABLE CON LA MOVILIDAD SUSTENTABLE DE SUS EMPLEADOS

La reclusión social nos llevó a pensar en muchos aspectos, a considerar otros que ni siquiera nos detenemos a ver, y ahora que el tiempo se dirigió a lo personal florece la curiosidad y la información está ahí, al alcance de nuestras manos. Vemos por qué se produjo todo lo que estamos viviendo, indagamos, hacemos relaciones, nos cuestionamos y empezamos a abrir los ojos. Tanto por conciencia, como por moralidad, por gusto, por la correcta alimentación, por cuidar el bolsillo y para la salud, el veganismo termina pateándote la puerta; no hay con que darle, por el lado que le quieras buscar la vuelta, si pensamos en la humanidad completa, ser vegano es la única forma viable de que trascendamos como especie.

También te puede interesar:  MEDITAR, CLAVE PARA UNA CUARENTENA SALUDABLE: EJERCICIO SENCILLO PARA PRACTICAR A DIARIO

En los últimos años el veganismo -que no se reduce a una dieta, sino que es un estilo de vida-  viene creciendo a pasos agigantados y las personas quieren saber más, quieren lo que es mejor para ellas y para el planeta. Si abrimos un poco más la conciencia y vemos el impacto que se produce por todo lo que consumimos no solamente contribuimos con nosotros mismos, también lo haremos con todo el ecosistema. Hay una casa aparte de nuestro cuerpo, y es el mundo que nos rodea; somos parte del todo nos guste o no. Y felizmente, muchos están tomando conciencia y esto sigue avanzando: no es una moda, es una “ola de conciencia que no va a parar y vamos a hacer una fuerza descomunal para que siga así. Estilo Veggie nació con el fin de cambiar los paradigmas actuales, buscando predicar con el ejemplo sea cual fuere el costo que debamos asumir. Somos un equipo al servicio del mundo y vamos a hablar de lo que pocos quieren ver o escuchar porque..¿qué huella vamos a dejar en el mundo?  

Creo que el mundo, de una u otra manera, nos está contestando estas preguntas y nos está pidiendo que cambiemos de una buena vez, que seamos más humildes y respetemos a nuestra casa y a todos los que vivimos en ella, tengan o no voz para expresarse. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here