Conéctese con nosotros

Teatro, Cine, TV y Series

Por qué los psicópatas nos atraen tanto hacia un mundo horroroso y extremo

Publicado hace

el

Desde los tiempos de Charles Manson, quizás la primera superestrella entre los asesinos en serie, y pese a que aún carecía de muchos de los componentes que más tarde asociaríamos al icono (no cometió personalmente los asesinatos, y no era una persona solitaria sino, más bien, un inteligente cerebro ejecutor de los actos a distancia) la figura del psicópata asesino ha sido reconfigurada continuamente en la ficción. El cine y la literatura, de hecho, han llegado a modelar la realidad, y en estos tiempos confusos, los asesinos reales se inspiran en la ficción y en otros asesinos, en una perversa arquitectura de vasos comunicantes muy complicada de diseccionar en toda su complejidad.

En las últimas décadas, los asesinos en serie en la ficción -cruzados con sus referentes reales- han vivido tiempos de fantasía con casos como el de Ed Gein, uno de los primeros en copar portadas de periódicos en su momento, y reformulado de forma extremadamente folclórica en películas como ‘Psicosis’ o ‘La matanza de Texas’, más todas las derivaciones posibles en formato slasher que de un modo u otro bebían del icono redneck. Pero también se ha coqueteado con el realismo y la fidelidad a los referentes auténticos tras el éxito de películas como ‘Henry, retrato de un asesino’.

Quizás sea ‘El silencio de los corderos’ la película que marca un antes y un después en nuestra percepción de los asesinos: Hannibal Lecter es un personaje de ficción, pero no lo eran las técnicas de análisis psicológico del FBI que aparecen reflejadas en la película. Sin duda, marcó los pasos a seguir por películas posteriores y abrió camino para la actual fiebre por el true crime, subgénero documental que ha descubierto que no hace falta inventar terribles tropelías cuando la realidad nos da más morbo y violencia que la ficción más perversa.

Publicidad

Muy influido por el true crime (que no es más que una evolución sofisticada -pero no demasiado- de la prensa de sucesos cuyos orígenes se remontan a la Inglaterra victoriana), las piezas de ficción de hoy tienen muy en cuenta los métodos de investigación y el comportamiento real de los asesinos en serie. Dos de lo mayores éxitos recientes de Netflix siguen esa línea: la extraordinaria ‘Mindhunter’ y el documental ‘Las cintas de Ted Bundy’, que tiene versión dramatizada protagonizada por Zac Effron, de futuro estreno.

Lo que parece estar claro es que los asesinos en serie, los reales y los que se inspiran confesamente o no en ellos, levantan pasiones y ejercen un extraño magnetismo en nosotros. Pero, ¿por qué? ¿Por qué consumismos ficciones o información sobre hechos atroces? ¿Por qué mitificamos a quienes llevan a camino crímenes sanguinarios? Hemos hablado con el criminólogo Jonathan Van Durmen para que nos ayude a entenderlo.

La irresistible fascinación por el mal

Para empezar, nos aclara que esta fascinación por el mal «no es una cosa nueva, siempre nos ha atraído la violencia y el sufrimiento. Es una de las experiencias de mayor carga emocional que existen. Los romanos ya iban a los coliseos a ver a gente pelearse hasta la muerte. En países de Oriente Medio, aún hoy día, la gente se desplaza grandes distancias para ver cómo cuelgan a gente en plazas. Lo que sí es nuevo es la forma de presentarlo: series, libros, películas en las que vemos con mucho detalle el nacimiento del mal, que es algo que siempre hemos querido entender«.

Last Public Execution By Guillotine France 1939 Última ejecución pública con guillotina, en 1939.

Hay una correlación clara, entonces, en nuestra fascinación por la violencia y la muerte en la vida real, como un proceso natural, y nuestro gusto por ficciones de este tipo: «Buscamos entender la naturaleza humana, que nos parece fascinante, incomprensible muy a menudo. Pero también acercarnos a cosas que nos parecen oscuras e inalcanzables. Dentro de un ámbito de ficción estamos protegidos y no sufrimos daño o no somos castigados por lo que sucede en ella. Con las series podemos jugar con nuestro propio morbo y llevarlo al límite«.

Los asesinos en serie reales tienen unas características que los hacen indiscutiblemente atractivos: «Hay una parte seductora, casi como de estrella del rock, en asesinos como Ted Bundy. Nos seducen por su carisma, y también porque reflejan ideales que en muchos casos la sociedad nos exige: la belleza física, la seguridad en uno mismo, la fortaleza… aspectos que se nos pide en un mundo mediatizado como el que vivimos, y que los asesinos representan como la figura de alguien que puede con todo«.

Publicidad

Pero también son el reflejo, según Van Durmen, de una parte oscura de nosotros mismos: «Todos llevamos dentro la fascinación con el morbo y la violencia, pero que nunca llegamos a ejecutar. De alguna manera vivimos a través de ellos una experiencia que si no fuera contraria a las reglas que todos nos imponemos para vivir en sociedad, podríamos llegar a plantearnos el poner en práctica«. Y todo confluye, por supuesto, en una imagen idealizada donde a menudo los propios criminales han tenido mucho que ver: «En muchos casos, como el de Ted Bundy, los propios asesinos a través de testimonios y con la complicidad de los medios han ayudado a forjar la imagen que tenemos de ellos, pero claro, esa imagen siempre está idealizada«.

Van Durmen tampoco duda en afirmar que los asesinos en serie «cumplen una función social que siempre ha existido«. Una función que se resume en «satisfacer una serie de fantasías oscuras y violentas, pero sin tener que actuarlas: nos permiten vivir o sufrir la muerte a distancia. Hay un claro paralelismo con las ficciones de terror, que nos permiten pasar miedo pero de forma controlada«. En último lugar, este tipo de ficciones «abren otra serie de debates relacionados temáticamente con este tipo de ficciones: el tratamiento penitenciario, la pena de muerte, cómo proteger mejor a las víctimas típicas de estos asesinos -habitualmente mujeres-, como reaccionar, en fin, a una situación que hasta hace no mucho estaba completamente sin estudiar«.

Sin embargo, no todos los aspectos de estas ficciones podrían ser positivos. Nos hacemos la vieja pregunta de si las ficciones inspiradas en crímenes reales, más allá de ser nocivas, podrían banalizar la violencia auténtica: «Hay todo tipo de estudios sobre el tema, y todo tipo de opiniones acerca de dónde nace la violencia real y qué la genera. Yo creo que se trata de una realidad compleja y que vincular un acto violento a una película o una serie es muy difícil, si no imposible. Sí que considero que hay que tener un cierto respeto a las víctimas, que no siempre está presente en estas producciones cuando idealizamos al villano y castigamos determinados comportamientos de las víctimas, a veces llegando a culpabilizarlas«.

Finalmente, y como no podía ser de otro modo, preguntamos a nuestro experto qué películas o series recientes le han gustado por el tratamiento especialmente realista o cuidadoso que dan del entorno de los asesinos en serie. No duda al decirnos que «me ha gustado mucho ‘Mindhunter’, que refleja muy bien la creación de la unidad de análisis de conducta del FBI, y que es muy exacta en su contexto histórico y sus postulados teóricos. A título personal, ‘El silencio de los corderos’ o ‘Seven’ me marcaron mucho«. Aunque hasta sus favoritas tienen un «impacto negativo«, ya que «series como ‘CSI’ tienen un impacto negativo en la profesión que yo ejerzo, que es la criminología, ya que a veces confunden a la gente acerca de en qué consiste exactamente nuestro trabajo, incluso entre los propios alumnos, que empiezan a estudiar la carrera para ‘cazar asesinos en serie’»

Publicidad


La noticia

Por qué los psicópatas nos atraen tanto hacia un mundo horroroso y extremo

fue publicada originalmente en

Espinof

Publicidad

por
John Tones

.

Teatro, Cine, TV y Series

Llega el Teatro al CCK y abre sus salas con una programación especial

rita andino

Publicado hace

el

Escorpio

El CCK abre sus salas al teatro con una programación que combina autores de la nueva dramaturgia con los grandes clásicos. En 2024 se inicia una nueva etapa para el CCK: ahora, además del circuito de actividades de música, artes visuales, literatura, cine, infancias, artes performáticas y educación, se incorpora una programación especial dedicada al teatro a cargo del productor Pablo Silva.

De esta forma, el centro cultural se propone como un espacio multidisciplinario, abierto e inclusivo, con una propuesta artística y educativa, federal, plural, al alcance de todos y en diálogo con las vanguardias. Durante todo el año se desarrollarán ciclos especiales donde la escena teatral tendrá un lugar destacado.
Entre el 14 de febrero y el 10 de marzo se podrán ver, siempre a las 20 h y en la Sala Argentina, tres obras de teatro como parte del ciclo Corazón iluminado, una propuesta que convoca a distintas áreas y espacios del CCK para tomar al amor más allá de su idea romántica. Una forma de pensar la cultura y el arte, pero también el país y al prójimo.

21, 24 y 25 de febrero a las 20 h se presenta Una obra para mí, con dramaturgia, actuación y dirección de Sebastián Suñé. Con la actuación de Francisco Bertín y el propio Suñé y dirección de María Lía Bagnoli, la propuesta oscila entre la comedia y el drama, el deseo y la crítica social, la risa y el duelo.

Escorpio

Escorpio

Otra de las novedades es Escorpio, de Julieta Otero, que se ofrece los días 1, 2 y 3 de marzo a las 20h. El elenco cuenta con los actores Miguel Ferrería y Sofía González Gil y la coreografía de Anita Gutiérrez. La obra tiene como protagonistas a Marina, una actriz tan histriónica como decepcionada, y Sebastián, que no sabe qué quiere de la vida. Ambos conviven en un pequeño departamento que es el ring de una disputa de identidades. La comedia aborda el hecho de perder el amor para encontrarse.

Escorpio
Dramaturgia: Julieta Otero
Actuación: Miguel Ferrería, Sofía González Gil
Diseño y realización de escenografía: Ariel Vaccaro
Diseño de iluminación: Horacio Novelle
Diseño de vestuario: Caro Marafioti
Música original: Juan Ignacio López – Fran Ruiz Barlett
Coreografía: Anita Gutiérrez
Prensa: Varas Otero
Fotografía y diseño gráfico: Patricio Vegezzi
Fotografía de escena: Ale Palacios
Redes sociales: Alexis Mazzitelli, Julieta Garrós, Bochinche Gráfico
Asistencia de dirección: Camila Sartorio y Violeta Brener
Producción ejecutiva: Juan Gabriel Yacar
Producción general: Julieta Novarro
*Obra recomendada para mayores de 18 años.

Publicidad

 

 

Seguir leyendo

Teatro, Cine, TV y Series

«Una Obra para mi», una atrapante y poética historia de amor

rita andino

Publicado hace

el

Una obra para mí

El CCK abre sus salas al teatro con una programación especial y regular en la voz de la nueva dramaturgia y de los grandes clásicos. Como parte de las actividades de Corazón iluminado, se ofrece al público Una obra para mí, de Sebastián Suñé.

YO ha sido convocado por un festival de teatro para escribir un biodrama. Sumergido en la vorágine de “hacer para tapar”, acepta, aunque poco sepa de este nuevo género. Decide partir de un hecho doloroso en su vida que incluye a ÉL, su único novio.Una obra para mí es la teatralización del proceso de escritura y la narración de la historia de amor entre ÉL y YO, que oscila entre la comedia y el drama, el deseo y la crítica social, la risa y el duelo.

Dirigida por Sebastián Suñé, tanto las actuaciones como la puesta están en gran nivel y, sin embargo, al volverse cínica consigo misma, la obra se anticipa a cualquier lectura.

Obra recomendada para mayores de 18 años. Contiene escenas de desnudez.

Publicidad

Miércoles 21, Sábado 24 y Domingo 25 de Febrero 20 horas en Centro Cutural Kirchner

Entradas aquí 

Una obra para mí

Dramaturgia: Sebastián Suñé
Actuación: Francisco Bertín, Sebastián Suñé
Diseño de luces: Alejandro Le Roux
Coreografía: Valeria Narváez
Música Original: Juan Pablo Schapira
Fotografía: Nacho Lunadei
Diseño gráfico: Sabrina Lara
Stage Manager: Francisco Cottet
Asistencia de dirección: Vanina Cavallito
Dirección: María Lía Bagnoli y Sebastián Suñé

Publicidad
Seguir leyendo

Teatro, Cine, TV y Series

«Ivanov» está nominado en festivales internacionales

Foto del avatar

Publicado hace

el

"Ivanov" está nominado en festivales internacionales

«Ivanov»: Una Producción Brasileña que Brilla en el Escenario Internacional

La escena cinematográfica internacional se prepara para acoger una nueva joya brasileña, «Ivanov». Este prometedor cortometraje, protagonizado por los talentosos actores Bruno Ahmed y Mariana Lewis, ha logrado un hito notable al ser nominado en festivales internacionales, como el Cusco WebFest y el Apulia Web Fest.

Reconocimiento Pre-Estreno

«Ivanov», bajo la producción del Canal Demais, ha capturado la atención de la industria cinematográfica global, siendo seleccionado en las categorías oficiales de dos prestigiosos festivales: el Cusco WebFest en Perú y el Apulia WebFest en Italia. Estos festivales forman parte del Circuito de Festivales, que reúne anualmente a representantes cinematográficos de todo el mundo. La inclusión de «Ivanov» en la selección 2024 de estos festivales es un testimonio de su calidad y el interés que ha despertado a nivel internacional.

Además de las estelares actuaciones de Ahmed y Lewis, «Ivanov» cuenta con la participación de Ana Cecília Mamede, Aline Azevedo y Alex Teix, enriqueciendo la producción con un elenco diverso y dinámico. Aunque aún no se ha anunciado una fecha de estreno, la expectativa en torno a este cortometraje es alta, tanto entre los aficionados al cine como en la industria.

Publicidad

Una Adaptación Moderna de Chejov

La película es una adaptación contemporánea de la obra “Ivanov” de Anton Chejov, considerada una de sus primeras y más significativas obras teatrales. Esta adaptación aborda temas como la depresión clínica, una condición que, aunque no reconocida en la época de Chejov, es de suma relevancia en el siglo XXI. El film explora el sufrimiento del personaje principal y su impacto en las personas de su entorno, reflejando problemas actuales de salud mental.

Mariana Lewis, quien interpreta a Sacha en el cortometraje, comparte su entusiasmo por las nominaciones y la experiencia de grabar:

«Grabar ‘Ivanov’ fue una experiencia intensa y gratificante. Estamos emocionados de comenzar el año con estas selecciones en dos festivales tan importantes. Estar nominados es un honor y un reconocimiento al esfuerzo y dedicación de todo el equipo.»

Con el anuncio de las categorías específicas de nominación aún pendiente, hay una creciente anticipación en torno a «Ivanov» y el reconocimiento que podría recibir en estos festivales.

Con un elenco destacado y una historia que conecta con temas universales, esta producción se posiciona como un contendiente fuerte en el escenario cinematográfico internacional.

Publicidad

Redes sociales:
Instagram: @canal__demais, @_mari_lewis
YouTube: Canal Demais

Seguir leyendo

Más Leídas